Manifiesto por proyecto ¡Fukushima!

El 15 de agosto, vamos a tener un festival en Fukushima.

Vamos a organizar numerosos eventos antes y después del festival, y llevaremos a cabo proyectos dentro y fuera de Fukushima con el nombre de “¡Fukushima!” de forma continua y a largo plazo.

Después del desastre, Japón se enfrentó no solamente con los daños causados por el terremoto y el tsunami, sino también con el accidente ocurrido en una planta de energía nuclear para el cual las soluciones no estan a la vista.

Algunos pueden sentir que no es momento para albergar un festival, teniendo en cuenta que muchas personas se enfrentan a la posible pérdida de sus lugares de origen, los patios escolares no pueden utilizarse debido a los niveles elevados de radiaciones, y muchos evacuados no pueden regresar a sus hogares.

Pero no hemos abandonado a Fukushima por ninguna manera. Aunque algunos lugares se han hecho inhabitable, queremos creer en el renacimiento de Fukushima. Es el porque necesitamos un festival. Necesitamos música. Necesitamos un lugar donde las personas pueden reunirse para conversar. Necesitamos esperanza, una motivación para vivir. Con el fin de prevenir que Fukushima sea olvidado, y mantener la conexión Fukushima con el mundo exterior, queremos hacer del festival un inicio para el futuro.

El nombre de Fukushima que era desconocido fuera de Japón hasta hace poco, se ha convertido en internacional, acompañada por la connotación estigmatizada de haber causado un accidente nuclear. Hay un pequeño punto en nosotros la gente en las calles, al menos dentro de los músicos y poetas, trantando de solucionar la cuestión nuclear cuando ni siquiera ingenieros especialistas pueden ver la luz al final del túnel.

Sin embargo, este problema no puede reducirse a la fuga radiactiva y los problemas derivados de ella. Es más bien poner en tela de juicio la forma en que debemos hacer frente a la electricidad a partir de ahora incluida la que es producida por centrales nucleares, y más al punto, ¿cómo debemos reconsiderar nuestras formas de vida? que son apoyadas por la electricidad.

Es también una oportunidad para repensar acerca de esta civilización que permite que la gente sea deprivada de su tierra, paralelamente muere la cultura y la histoia que se nutrían allí. Creemos que esto no es un problema peculiar de Fukushima, sino que debe ser afrontado conjuntamente con personas de todo el mundo.

Es un hecho innegable que Fukushima es el lugar que causó el accidente nuclear. No hay forma de alejarnos de eso. Sin embargo, se debe permitirnos soñar con que el nombre de Fukushima circule en todo el mundo no con las connotaciones puramente negativo del accidente, sino también como un nombre que se marcará en la historia por haber provocado una reflexión sobre el futuro de la humanidad.

Y no hay razón por la que la gente en las calles como nosotros no deben ser los primeros en hablar de un sueño como éste. Puede que no sólo nos tocó una gran desgracia, sino por enfrentar con la situación convertirnos en un catalizador para traer la felicidad a los hijos de nuestros hijos ... Hay que tener libertad para soñar con ese futuro. Y creemos que tenemos el poder para hacer ese sueño una realidad.

Una de las funciones de la música y el arte es pensar con otros acerca de cómo enfrentar la realidad. Nombramos el festival como ¡Fukushima! con la esperanza de conseguir este objetivo. No “No más Fukushima”, ni “Levántate Fukushima”, sino simplemente “¡Fukushima!”, Sin adjetivos.

¡Fukushima! escrita en letras que pueden ser leídos en todo el mundo.
¡Fukushima! con el valor de enfrentar la realidad de frente, sin desviar la mirada.
¡Fukushima! con la creencia de que el futuro sólo puede nacer de ésto.

Vamos a Fukushima en agosto. Aquí, tendremos ¡Fukushima!, Un festival con música y otros eventos relacionados. Vamos a dejar que todo el mundo sepa acerca de ¡Fukushima!. Tenemos la intención de realizar un festival que sólo podría ocurrir en Fukushima y en ninguna otra parte, con músicos y diversos artistas de Fukushima y los que mostraron interés en el proyecto. Vamos a tener muchos eventos, no sólo el 15 de agosto, sino también antes y después de eso.

Múltiples actos que incluye no sólo música, sino también la danza, el arte, la poesía, el teatro, el cine y las nuevas formas de expresión que desafían la definición se presentará en vivo en el escenario, así como en diversos medios de comunicación.

Además de eso, hay un sinnúmero de aguas termales en la zona.

Este verano, Fukushima puede llegar a ser el lugar más interesante en Japón.
Me atrevo a decir que va a marcar el comienzo de una nueva historia.

 

22 de abril 2011
Proyecto ¡Fukushima! Comité Ejecutivo.
Otomo Yoshihide.